Antonio  Varas 445   Metro  Manuel Montt

Av. Libertador Bernardo O`Higgins 2702 -segundo piso  Metro ULA

¿Cómo prevenir caries en niños? 🚸

La caries tiene un origen multifactorial, su aparición depende de distintos factores y, la mayoría,  son controlables por lo que prevenir la aparición de las lesiones de caries a temprana edad es posible y es sumamente importante para la buena salud de los niños.

Tratamiento, higiene, dientes, niños, salud dental

LO PRIMERO ES LO PRIMERO

Lo primero es generar el hábito de higiene, familiarizar al niño con el cepillo de dientes, la pasta y la seda dental, inculcarle la importancia de cuidar los dientes y explicarle que son necesarios para alimentarse adecuadamente, hablar, sonreír y expresarse. Es crucial que los infantes de hasta 10 años aproximadamente sean ayudados por sus padres durante la ejecución de la técnica de cepillado ya que la motricidad aún no se encuentra totalmente desarrollada. Puedes leer el artículo Cómo cepillar correctamente los dientes para informarte más sobre la técnica.

ALIMENTACIÓN

La dieta también es relevante, debe ser saludable, baja en azúcares refinados, evitar el consumo de golosinas, galletas, cereales endulzados ya que tienden a quedarse pegados en las superficies de los dientes siendo un medio muy propicio para las bacterias y el desarrollo de las lesiones cariosas. ¿Eso significa que jamás se puede comer chocolate? la respuesta es no, lo ideal es que si queremos darle un dulce a nuestros hijos es dárselo en el momento indicado, ¿Cuándo? Lo más cercano posible a las comidas principales y procurando un posterior cepillado de dientes.

Lo ideal es tener un máximo de 5 momentos de ingesta al día. ¿Por qué? la saliva cumple un rol clave, alcalinizando el medio oral, removiendo pasivamente los restos de comida, remineralizando nuestros dientes, etc. A mayor número de ingestas, disminuye la eficacia salival ya que las glándulas salivales no tienen tiempo de “cargarse” adecuadamente, por lo que no pueden cumplir su rol protector de manera óptima.

En el caso de los lactantes que ya cuentan con sus dientes en boca, se aconseja siempre lavar los dientes después del uso de biberón o leche materna, sobre todo en la noche, ya que durante el sueño disminuye el flujo salival, aumentando el riesgo de desarrollar lesiones de caries. 

Por último, recalcar la importancia de los controles anuales con el odontólogo, para que este pueda realizar los tratamientos preventivos pertinentes, que van desde la correcta instrucción de higiene y dieta hasta la aplicación de flúor o sellantes, con el objetivo de disminuir el riesgo de caries en el paciente pediátrico.